Estudios han calculado que alrededor del 20% de los accidentes mortales en carretera y el 30% de los accidentes graves de tránsito están relacionados con fatiga del conductor, además estos estudios revelan que los conductores con mayor riesgo de estar involucrados en choques relacionados con la fatiga son:

  • Conductores jóvenes.
  • Los trabajadores por turnos (incluidos los conductores de vehículos pesados).
  • Conductores con trastornos del sueño.

La fatiga es producida por dormir pocas horas o por sueño de mala calidad. Lo ideal sería que cada individuo obtenga entre siete y ocho horas de sueño de buena calidad cada noche. Aquellos con menos horas acumulan deuda de sueño o falta del mismo.

Un estudio realizado por el Centro de Investigación del Sueño de Adelaida - Australia (Adelaide Center for Sleep Research), llegó a la conclusión que estar despierto durante 24 horas genera un rendimiento de conducción similar a tener una tasa de alcoholemia de 0,1 g/dl (equivalente a 5 cervezas) y se tiene siete veces más probabilidades de tener un accidente.

De igual manera, estar despierto 17 horas genera un rendimiento de conducción similar a tener un nivel de alcohol de 0,05 g/dl (equivalente a 2 cervezas) y se es dos veces más propenso a tener un accidente. Es muy importante conocer los signos de la fatiga y todo aquello que potencie los efectos de este peligroso factor de riesgo, como también es imprescindible aprender a reconocer el momento en el que se debe interrumpir la marcha, parar a descansar y cómo hacerlo.

 

LE GUSTARIA SABER UN POCO MÁS SOBRE SEGURIDAD VIAL

Participe de nuestras campañas preventiva

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN